jueves, 26 de marzo de 2015

Por la política y la inseguridad, los ricos de Brasil se mudan a Miami


Casi tres millones de los 200 millones de brasileños viven fuera de su país, según datos de 2013 del Ministerio de Relaciones Exteriores del gobierno de Dilma Rousseff.
Pregúnteles a los brasileños millonarios por qué se están mudando al sur de Florida y mencionarán las altas tasas de criminalidad y la moribunda economía de su país.
Pero hay otra explicación que Alyce M. Robertson, directora de la Autoridad de Desarrollo del Centro de Miami, escuchó con frecuencia en sus recientes viajes de negocios a Brasil: "Dilma".

Se refieren a Dilma Rousseff, la Presidenta de centroizquierda reelegida en octubre, en general resistida por las élites brasileñas.
"Después de la última elección, hablábamos con mucha gente preocupada por sacar su capital de Brasil", contó Robertson hace poco en Miami. Estas preocupaciones, tanto en Río de Janeiro como en São Paulo, eran "en mayor parte sobre la política".
Los ricos y poderosos de Brasil llevan décadas adquiriendo apartamentos de lujo en Miami y yendo de compras al centro comercial de Bal Harbour. En los últimos meses, luego de la reelección de Rousseff, los brasileños han reaccionado buscando echar raíces a largo plazo en el área metropolitana de Miami y, en menor medida, en Orlando, Nueva York/Nueva Jersey y Boston.

Si bien no hay cifras exactas disponibles, los desarrolladores y agentes inmobiliarios de Miami, así como banqueros, minoristas y abogados de inmigración, dicen que cada vez más brasileños acaudalados intentan mudarse al sur de la Florida, establecer empresas y obtener la residencia o la ciudadanía estadounidense para ellos y sus familias.
Migrantes brasileños
"Están preocupados principalmente por la inestabilidad del entorno político de Brasil; no quieren ser los últimos en irse", afirma Genilde Guerra, abogada del bufete Kravitz & Guerra, en Miami.
Dice que la cantidad de llamadas que recibe su oficina de brasileños que buscan obtener visas para Estados Unidos, comprar viviendas o abrir negocios en el país se ha multiplicado por 10 desde las elecciones. Además, los e-mails que recibe de consultas sobre cómo conseguir una tarjeta de residencia, o green card , aumentaron de tres o cuatro al día a entre 25 y 30. "Quieren tener una segunda nacionalidad, un segundo lugar adonde ir, y EE.UU. es el mejor lugar para eso", señala Guerra.

Una típica exiliada de clase alta es Regina Sposito Pires, un ama de casa de São Paulo de 45 años, que hace poco buscaba con su familia una casa en Miami. Después de considerar por un tiempo una mudanza, tomó la decisión definitiva el 26 de octubre, cuando Rousseff ganó su segundo mandato de cuatro años en una reñida contienda.
"Fue como si alguien hubiera muerto", dijo Pires, y mencionó su frustración con las altas tasas de criminalidad y la corrupción del gobierno brasileño. "Le dije a mi esposo que el poco deseo que tenía de quedarme en Brasil había desaparecido".
José Antonio Parada también se ha unido al éxodo. El día después de la reelección de Rousseff, decidió cumplir su vieja promesa de llevar a vivir a su familia a Florida, donde ya tiene varias propiedades de inversión, citando la falta de seguridad y la situación política.
"Estoy muy preocupado por la proximidad del gobierno (brasileño) a otros gobiernos como Venezuela, Cuba", explica el operador cambiario de 48 años de São Paulo. Cuenta que su hogar en Brasil fue asaltado dos veces, una vez cuando se encontraba allí.

Casi tres millones de los 200 millones de brasileños viven fuera de su país, según datos de 2013 del Ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil, un tercio de ellos en EE.UU. Firmas que monitorean los negocios de los brasileños en Florida estiman que hay entre 250 mil y 300 mil brasileños viviendo allí.
Los brasileños conforman también la mayoría de los turistas de Miami, 51% en 2013, indican estadísticas de Miami.

Nuevos emigrantes
La reciente ola de migrantes brasileños difiere de las anteriores. Durante los años 80 y 90, el desempleo y la alta inflación en Brasil llevaron a miles de ciudadanos del país a radicarse en EE.UU. Muchos conseguían trabajos no calificados y enviaban todo el dinero que podían a su país.
Los migrantes brasileños de hoy suelen, en cambio, traer su patrimonio consigo. Al igual que otros latinoamericanos, incluidos cubanos, colombianos y venezolanos, los brasileños desde hace mucho han considerado a Miami como un lugar seguro para guardar su dinero durante períodos de agitación política y económica en casa.

Los brasileños están entre los tres mayores compradores extranjeros de bienes raíces caros de Miami, junto con los argentinos y los venezolanos, otras dos economías atribuladas. Esto ha ocurrido pese al -o, según algunos, debido al- marcado debilitamiento de la economía brasileña.

Situación actual
En el último año, el real ha perdido cerca de un quinto de su valor frente al dólar. La tasa de inflación de Brasil está cerca del límite de la meta de 6,5% fijada por el gobierno y los economistas proyectan que el Producto Interno Bruto apenas crecerá este año.
Es un gran giro frente a la década previa, cuando el auge de los commodities alimentó un fuerte crecimiento y Brasil pasó a ser una de las estrellas de los mercados emergentes.
Alicia Cervera Lamadrid, cuya familia posee una empresa inmobiliaria en Miami, dice que empresarios brasileños comenzaron a comprar apartamentos de lujo en una torre residencial en la zona de la Avenida Brickell a principios de los años 80, una época de alta inflación y estancamiento económico en Brasil. "Las personas que se mudaron a ese edificio eran tan poderosas que empezaron a referirse a ese edificio como el Congreso brasileño", cuenta Cervera.

Cristiano Piquet, un ex campeón de automovilismo que ahora vende bienes raíces de lujo en Florida, dice que en 2014 "no podíamos responder al ritmo de la demanda" de los clientes brasileños, quienes están redoblando sus inversiones en EE.UU. "Han estado ganando dinero durante los últimos 12 años, así que tienen sus bolsillos llenos de efectivo", señala Piquet.
"Edificios de oficinas, depósitos, hospitales. Acabamos de vender un L.A. Fitness (en Miami) a un brasileño", dice Piquet, en referencia a la cadena de gimnasios. "Un brasileño compró una concesionaria de autos. Y también están comprando tierra y planeando desarrollarla".

Los brasileños que llegan a Miami encuentran cada vez más aspectos de sus vidas que dejaron atrás: no solo playas y un clima tropical, sino también un creciente número de restaurantes, clubes nocturnos y tiendas minoristas que apuntan a ellos.
"No extraño tanto", expresa Marco Fonseca, de 47 años, un agente inmobiliario de Río de Janeiro, que obtuvo la ciudadanía estadounidense en 2001. Calcula que 65% de sus clientes son brasileños.

Fuente: 09/02/2015 – Economía y Negocios

Recuerde que en www.negociosenbrasil.es como consultora en internacionalización puede encontrar información práctica sobre el mundo de los negocios en Brasil – policitas sociales y económicas, información del mercado, consejos sobre inversión, implantación y oportunidades de negocios en el mayor país de América Latina. 

Autor: David Gasull – Asesor experto en comercio exterior y estrategias de internacionalización

Mark Mobius, veterano de las inversiones en Latinoamérica, aún apuesta por Brasil

El inversionista en mercados emergentes Mark Mobius dice que este quizás sea el momento para comprar acciones brasileñas, dado su bajo precio y la probabilidad de que la economía brasileña mejore a mediano plazo.

Mobius, presidente ejecutivo de Templeton Emerging Markets Group, que cuenta con cerca de US$1.600 millones invertidos en Brasil, sigue comprometido con la economía más grande de Latinoamérica, la cual tambalea en la actualidad. Él indicó que Templeton tiene una alta exposición a los sectores de banca, minorista y las bolsas de América Latina, pero también ve oportunidades en el sector de commodities. 
“Creo que los precios de los commodities se recuperarán, la demanda estará allí”, dijo el lunes en Sao Paulo. 

Brasil ha pasado por cuatro años de crecimiento menor a lo esperado y enfrenta un 2015 lleno de problemas. El consenso de las predicciones de 100 economistas publicado por banco central de Brasil predijo un crecimiento de 0% del Producto Interno Bruto este año, mientras tanto, los vaticinios de una recesión continúan aumentando. El índice bursátil Ibovespa ha perdido cerca de un cuarto de su valor de mercado desde febrero de 2011. 
Aunque se pueden encontrar gangas, Templeton no ha comprado acciones de Petrobras, (PETR4.BR +5.16%) pese a que se cotiza cerca de su nivel más bajo en 11 años, dijo Mobius. El inversionista indicó que estaba “sorprendido y sacudido” por la aparente extensión de la supuesta corrupción al interior del gigante estatal, en donde Templeton tiene cerca de US$100 millones invertidos. 

Petrobras actualmente se encuentra enfrascado en el mayor escándalo de sobornos de su historia. Las autoridades aseguran que algunas de las mayores empresas de construcción del país estafaron miles de millones a la petrolera estatal en los últimos años, usando contratos inflados y usaron parte de este dinero para sobornar a empleados de alto rango de Petrobras y a políticos brasileños. La empresa asegura que es una víctima de la estafa y está cooperando con las autoridades. Sin embargo, la empresa no ha podido estimar el alcance del supuesto fraude y atraviesa por una extensa renovación de su cúpula directiva. 
Mobius agregó que pese a esto, los problemas de Petrobras conducirán en el futuro a una mayor transparencia, la cual beneficiaría a la compañía. 

“En el pasado, siempre sentimos que las empresas estatales brasileñas no tenían muy buenos gobiernos corporativos”, dijo Mobius. “Ahora, con el escándalo, es una buena noticia, porque se sabe que tienen que haber reformas”. 
Mobius, quien gestiona cerca de US$40.000 millones globalmente, dijo que ve lo que considera un giro positivo en la gestión de la economía brasileña hacia un modelo más abierto al mercado. 
En sus primeros cuatro años en el poder, la presidenta Dilma Rousseff fue criticada por medidas consideradas como intervencionistas, como mantener los precios del combustible artificialmente bajos para luchar contra la inflación. 

Con el déficit del gobierno disparado y las amenazas de las agencias calificadoras de quitarle el grado de inversión del país, el nuevo equipo económico de Rousseff ha reducido los subsidios y elevado los impuestos para apuntalar las deterioradas finanzas del país desde que la presidenta inició su segundo mandato el mes pasado. 
“Ella no tenía otra opción”, dijo Mobius, indicando que prevé que Brasil sólo crezca 0,3% este año. Él calcula que la economía del país se recuperará en 2016.
No obstante, cree que el gobierno podría estar asustando a algunos inversionistas con su disposición a incrementar los impuestos. En las últimas semanas, el gobierno ha eliminado algunas exenciones de impuestos a los negocios y elevado los gravámenes sobre varios productos como el combustible, automóviles y cosméticos, lo cual se suma al alto costo de hacer negocios en Brasil. 

Mobius, quien se encontraba en Brasil visitando a clientes e inversionistas, dijo que algunos clientes locales están hablando sobre sacar dinero del país para evitar el impacto del alza en los impuestos. La oficina de Rousseff no respondió inmediatamente a una solicitud de comentario. 

Fuente: 09/02/2015 - Luciana Magalhaes – The Wall Street Journal 

Recuerde que en www.negociosenbrasil.es como consultora en internacionalización puede encontrar información práctica sobre el mundo de los negocios en Brasil – policitas sociales y económicas, información del mercado, consejos sobre inversión, implantación y oportunidades de negocios en el mayor país de América Latina. 

Autor: David Gasull – Asesor experto en comercio exterior y estrategias de internacionalización

Un 14,5% crecen los viajes de negocios en Brasil

Los congresos y convenciones realizados han registrado un aumento del 408% en 10 años. Según el ranking más reciente, Brasil se encuentra entre los 10 países que recibe más eventos de negocios.

Sao Paulo, Río de Janeiro y Brasilia son los destinos más concurridos por los visitantes que viajan por negocios. El promedio de gastos de estos turistas durante su estancia en el país es de 102 dólares por día, lo que representa casi el doble de los 68,55 dólares que gastan los turistas que viajan por placer.

De acuerdo con un estudio realizado por la Asociación Brasileña de Agencias de Viajes Corporativos (ABRACORP), el segmento de viajes de negocios creció un 14,5% durante 2014. Dicho aumento es una buena noticia para Brasil, ya que el turismo de negocios favorece al mercado hotelero y el comercio, además de atraer inversiones al país.
Los datos recogidos por ABRACORP demuestran que se emitieron 13,1 millones de tickets aéreos para viajes nacionales e internacionales. Con ello, el sector aéreo nacional generó en 2014 más de US$2.296 millones (6.500 millones BRL), lo que representa un incremento del 22% si se compara con 2013. El valor promedio de los pasajes fue de USD 200 (571 BRL).

Por otro lado, las ciudades de Sao Paulo y Río de Janeiro representan casi la mitad (49%) de la preferencia de los viajeros de negocios, seguidas de Brasilia (10%), Belo Horizonte (8%), Salvador (7%), Porto Alegre (6%), Curitiba (5%), Recife (5%), Campinas (4%) y Fortaleza (3%). Dicho estudio también señala que el segmento de arriendo de automóviles ha registrado un crecimiento del 3,2% diario.

Asimismo, los datos provistos por el Ministerio de Turismo señalan que, de los extranjeros que visitan Brasil, el 25% lo hace por negocios. Los congresos y convenciones realizados en este país han registrado un aumento del 408% en 10 años.
De acuerdo con datos de la International Congress and Convention Association (ICCA), entre 2003 y 2013, el total de eventos aumentó de 62 a 315. En el mismo periodo, el número de ciudades que albergaron este tipo de evento se elevó un 145%, subiendo del lugar 22 a 54. Según el ranking más reciente, Brasil se encuentra entre los 10 países que recibe más congresos y convenciones de negocios.

Fuente: 11/02/2015 - Estrategia

Recuerde que en www.negociosenbrasil.es como consultora en internacionalización puede encontrar información práctica sobre el mundo de los negocios en Brasil – policitas sociales y económicas, información del mercado, consejos sobre inversión, implantación y oportunidades de negocios en el mayor país de América Latina. 

Autor: David Gasull – Asesor experto en comercio exterior y estrategias de internacionalización